Etiquetado: 1992

LOS GEMELOS GOLPEAN DOS VECES

IMG_20150525_130227

Tres de mis cómics favoritos han surgido de una recóndita estantería. Se trata de los números 111, 112 y 113 (numeración española) de Los Vengadores, recopilados en el Tomo 15 de la colección editada por Cómics Fórum. Año 1992 (aquí se publicaban con desfase de dos años, en realidad datan de 1990). El 111 comienza con la parte cuarta de una historia, La línea divisoria, presentando los rostros de los protagonistas que van a luchar contra el mal. Alineados a la izquierda, Los Vengadores, formados por el Capitán América (líder de la coalición), Visión, Sersi, Quasar y Mantarraya; a la derecha, El Protectorado del Pueblo, sus homólogos rusos, es decir, Guardián Rojo y sus secuaces: Vostok (la versión moscovita de Estela Plateada), Fantasma (una bruja psíquica del KGB), Dínamo Escarlata (robot tosco de arista afilada) y Perun (un dios de la mitología rusa –las circunstancias por las que el dios Perun trabaja para el gobierno soviético aún se desconocen-). Les apoyan el grupo Alpha Flight: Guardián, Shamán, Box, Puck y Diamante Lil.

Lugar de los hechos: San Juan, un asentamiento cercano a los polos. El paisaje nevado y las casas de madera con tejado a dos aguas nos lo confirman. (Más adelante descubrimos que la ciudad es San Juan de Terranova).

San Juan no es una ciudad acostumbrada a ser el centro de la atención mundial. ¡Tampoco está preparada para ser conocida por la historia como el lugar donde empezó la Tercer Guerra Mundial! Pero, con la presencia oculta de los últimos vestigios de las Fuerzas Armadas de Atlantis, comprometidos en la confrontación nuclear… ¡Puede que San Juan no tenga elección! Seis horas, trece minutos y contando… ¡Bombas fuera!

Los atlantes atacan un submarino atracado en el muelle. El narrador nos vuelve a poner al corriente tras el suspense del último número.

Hace meses, el reino submarino de Atlantis emprendió una guerra contra el mundo de la superficie. Perdieron esa guerra. Desde entonces, los soldados que quedaron, dirigidos por Tyrak, Merrano y Orka, han esperado el regreso de su gente, que había huído durante la caída de su ciudad. Cuando el submarino nuclear inglés “Viento Marino”, controlado por los terroristas soviéticos llamados Cuerpo de Paz, se extraviaron en aguas soberanas de Atlantis… los Vengadores y El Protectorado del Pueblo consiguieron impedir que los terroristas causaran una catástrofe… ¡y parece que tendrán que volver a hacerlo!

Hay una batalla entre la coalición y los atlantes. En la cubierta del submarino inglés, un miembro de Alpha Flight cita a Hamlet. Por lo visto, los atlantes quieren hacerse con el submarino pero, ¿por qué? Los aliados repelen el ataque, no sin antes dejar alguna frase para el recuerdo:

Dínamo Escarlata (al líder atlante Merrano, mientras le sacude): ¿No te das cuenta de la inutilidad de tus actos?
Merrano: ¡Es mejor morir luchando que huir por cobardía!
Dínamo Escarlata: ¡Mejor todavía es vivir y luchar constructivamente por la vida de tu pueblo!

Mientras tanto, en el interior del “Viento Marino” tiene lugar una conversación entre Capitán América, Guardián Rojo y los dos terroristas soviéticos. Llevan cables conectados a sus cabezas y podrían hacer estallar la bomba atómica a la velocidad del pensamiento. Cuatro horas, veinte minutos y contando…Los personajes hablan en ruso cuando sus diálogos aparecen entre paréntesis (<>).

Guardián Rojo (GR): <¿Por qué haces esto, Illych Prokovitch?>
Illych Prokovitch (IP):<Eres débil, un amante de la glasnost, Guardián Rojo…¡Tú y tu grupo de monstruos sois sólo una nueva forma de la vieja propaganda!>
GR (se quita la máscara): <¡No, Illych!¡Mírame y repítemelo!>
IP: <¿Josef? ¿Josef Petkus?>
Terrorista 2 (T2):<¿Conoces a este muñeco de la Perestroika?>
GR: <Me conoce muy bien. Era el mejor amigo de mi padre. Fue mi instructor en la academia militar. Ahora dime si soy el producto de lo que tú hiciste de mí.
IP: <¡Y yo soy el producto de lo que el mundo ha hecho de mí! ¡Soy un soldado, Josef, un guerrero! Y el único camino que le queda a nuestra Madre Rusia, es unir las naciones de este mundo en una meta común…¡La guerra!>
Capitán América (CA): ¡Coronel General, escuche lo que está diciendo…!
IP: Capitán América, te respeto como un soldado honorable. ¡Pero, sin duda ves la decadencia del nivel de vida de nuestro mundo! ¿Sugieres que mi pueblo continúe con su política de reformas económicas mientras la gente pasa hambre? En tu propio país, la línea divisoria entre, como soléis decir, el oro y el barro, se está estrechando.
CA: ¿Y cómo puedes creer que iniciando un enfrentamiento nuclear…incluso una guerra convencional podría resolver los problemas que dices?
IP: La economía de guerra es una buena economía, Capitán. Sólo hay que mirar los precedentes históricos para ver que la única manera de salvar al mundo es…
GR: <Illych… ¿Realmente crees que puedes generar prosperidad mundial a través de una masacre global?>

Capitán América y Guardián Rojo desconectan finalmente los cables que unen a Illych y Strokov (el nombre del otro terrorista) provocando la explosión del submarino. Gracias a los poderes de nuestros héroes, la explosión tiene lugar en otra dimensión. Cuando vuelven a nuestro plano de la existencia, los dos militares soviéticos se han convertido en La Combinación, una simbiosis de sus cuerpos (los brazos en cruz) y son invencibles. Ante la desesperación de la coalición de Stan Lee, el resto de miembros de la organización Cuerpo de Paz propone una posible solución muy alejada de cualquier superpoder.

Cuerpo de Paz (CdP): ¡Capitán América! ¡Nos hemos enterado de la situación de nuestros camaradas!
CA: ¡No tenemos tiempo para vosotros! ¡Por favor, aceptad vuestra derrota y dejadnos trabajar para sobrevivir!
CdP: ¡En esto queríamos ayudaros! ¿Y si los restantes miembros del Cuerpo de Paz insertáramos nuestras mentes solidarias en la fragua que une a Prokvitch y Strokov?
Puck (el hombre que antes ha citado a Shakespeare): ¿Pretendéis que La Combinación pierda en una votación? ¡¿Principios democráticos en un comunista?! ¡Me encanta esta comunicación internacional!
CdP: Entendemos su desconfianza, Capitán, pero gracias a sus actos…y a los de los demás…¡Hemos visto que estábamos equivocados!
CdP 2: ¡Con vuestros esfuerzos, no sólo habéis salvado vuestras propias vidas, también las de cientos de inocentes e incluso las de la gente que lo provocó todo!
CdP 3: ¡Sí! Yo entré en esto por el dinero, pero ahora quiero reparar el mal que hice.

Los miembros de Cuerpo de Paz se dan la mano, forman un círculo, comienzan a levitar y a influir en los pensamientos de La Combinación. Se produce una encarnizada lucha interna.

La Combinación: ¡El camino pasa por el poder! ¡Debemos usar la fuerza para sacar adelante nuestro país y nuestro planeta! ¡No, Strokov!… No a través de la fuerza del poder o de la codicia personal… ¡Ahora lo hemos aprendido! ¡Es a través de la dependencia mutua, cooperación mutua y deseos mutuos! Nuestra misión era errónea, no importa cual fuera la intención… Abordamos el objetivo equivocadamente.

Antes de desaparecer en busca de realidades diferenciadas en este multiuniverso, tiene lugar la conversión final.

La Combinación: Nos habéis enseñado que el verdadero espíritu del nacionalismo no es a través de las fronteras…o del cumplimiento temporal de planes políticos, es a través de la seguridad y la unidad como parte del orden mundial. Adiós, continuad protegiendo nuestro planeta.

Llega el final de nuestra historia, que diría Fukuyama un año antes de la publicación de estos números. En una viñeta legendaria, Capitán América y Guardián Rojo sellan su amistad con un apretón de manos.

GR: Ha sido mucho mejor trabajar con vosotros que contra vosotros, Capitán.
Visión: Los atlantes se han ido (durante la batalla, al final colaboran en la desactivación de los Cuerpos de Paz). Has hablado con ellos antes, Capitán, ¿se han resuelto vuestras diferencias?
CA: Dentro de lo posible, Visión. Les di nuestra palabra de que las Naciones Unidas tratarán con justicia su situación. Expresaron su esperanza de recibir ayuda para reconstruir su ciudad y para encontrar a su gente perdida. Con un poco de suerte, esta aventura nos habrá enseñado que en el futuro podemos y debemos trabajar juntos. (Los atlantes atacan la superficie porque la polución de los humanos ha destruido su ciudad submarina. ¿Ecologistas?).

IMG_20150525_130405

El parlamento último.

Quasar: El Protectorado del Pueblo también se ha ido, Capi.
CA: Me alegra decir que como aliados y amigos. ¿Qué hay de la gente de San Juan?
Guardián: Los habitantes de Terranova son valientes, Capi. Todos se repondrán. Canadá os agradece vuestra ayuda, Vengadores. Hoy hemos hecho un buen trabajo, amigos. Es raro formar parte de un problema ideológico entre las dos potencias mundiales, ¿verdad? Te hace preguntarte qué es realmente la ideología, ¿eh? No debemos legar a los niños del mañana, ninguna de nuestras ideologías y métodos estúpidos. Debemos legarles un mundo en el que pueden elegir crear el suyo…Esperemos que para mejor.

Fin.

Anuncios

DIRTY DANCING (Emile Ardolino, 1987)

Dirty_Dancing_782

Dirty Dancing. 1987. Estados Unidos. Dir: Emile Ardolino.

Mediados de la década de los noventa. Algún lugar entre Teruel y Valencia.

El niño G.M.C, de diez años de edad, observa el mosaico de cassettes del expositor giratorio buscando alguno barato que incluyera los éxitos de los Cuarenta Principales, interpretados por otros grupos diferentes a los famosos, versiones apócrifas de las canciones de moda como El Tiburón o All that she wants con producción de andar por casa, sin el brillo de las originales pero mucho más asequibles. A G.M.C le gusta la música por obligación; todos sus amigos la escuchan y su primo es un auténtico devoto del techno-dance de gasolinera. Pensó que si todos lo hacían, él no iba a ser menos, porque con diez años ya va siendo hora de que te guste algo más que dibujar y jugar al fútbol; era una auténtica fiebre, algo bueno tendrían tanta estridencia y ritmo machacón pese a que, en principio, G.M.C no le encontrara demasiado atractivo. Sus padres, A.M.V y J.C.R toman café en el bar y su hermana M.M.C, de cinco años de edad, revolotea por las mesas cercanas. Ha llegado el momento clave y –retrospectivamente- bochornoso de adquirir la primera cinta. Todavía quedaba un largo camino hasta Benidorm, es agosto y el Renault 21 azul marino carece de aire acondicionado…Pero eso no es lo peor, piensa G.M.C, hay algo mucho más abrasador y molesto que esa sauna con ruedas; dentro, fuera de la vista de todos, tiene lugar una verdadera tortura camboyana que se repite viaje tras viaje, un boceto doméstico de Guantánamo que tiene que llegar a su fin: la puta cinta de Dirty Dancing de mi madre.

El odio es un sentimiento fácil de desarrollar. Sobre todo el odio infantil vinculado al apriorismo o a las experiencias dramáticas; a mí me producen aversión muchas verduras como la acelga y la borraja –que tiene pelo y púas, la naturaleza es terrible- así como también Juan Pardo o Víctor Manuel y Ana Belén (resquemor inoculado también vía radiocasete del coche), todos ellos englobados en la segunda categoría de experiencias dramáticas.  Fíjense que a uno le repateaban el abrir y cerrar de murallas y los caballos de batalla y, sin embargo, la cinta de Diry Dancing ganaba el oro de la repulsión. En realidad es injusto que hable de la cinta de Dirty Dancing porque la banda sonora la formaban bastantes canciones que no recuerdo, es más apropiado circunscribir mi sensación de rechazo a la canción emblema de la película, la horrible The Time Of My Life, buque insignia de la sensiblería comercial con la letra más estúpida de la historia de la música (recuerden el ridículo this could be love, because… anterior al legendario estribillo). La película la ví más mayor; Patrick Swayze era un galán merced a su intervención posterior en Ghost, film que junto a Pretty Woman sustentará el romanticismo hiperglucémico de los noventa; Jennifer Grey se hallaba desaparecida en combate después de su célebre papel encarnando a la rebelde Baby… El film es una tontería estereotipada y el baile final (sonando el tema de marras) me induce a arrojarme por la ventana más cercana.

Por cierto, aquella vez, en el área de servicio me compré una hez sónica llamada Sonic Mix. En la portada aparecía la mascota de Sega presentando los éxitos del verano del noventa y tantos. Mi primera cinta adquirida conscientemente. Y así la tortura se invirtió. Mi madre comenzó a sufrir.

Publicado en la revista Fuerza Vital

DANS LA MAISON (François Ozon, 2012)

Dans la maison (1)

Dans la maison. 2012. Francia. Dir: François Ozon.

Veinte años después de su baile en el crucero de Bitter Moon (Roman Polanski, 1992), Emmanuelle Seigner y Kristin Scott Thomas comparten de nuevo la pantalla alejadas de aquella turbia historia junto a Peter Coyote y Hugh Grant en la nueva película de François Ozon, Dans la maison, adaptación de una obra teatral de Juan Mayorga. Claude es un chaval que mediante la excusa de enseñar matemáticas a su amigo, comienza a frecuentar su casa con la intención de seducir a su madre. Mientras, da por escrito cuenta  de ello a su profesor de literatura. La historia es formidable; Ozon ha hecho una película estupenda sobre un guión magnífico, las tres narraciones diferentes de la misma historia de Claude García rozan la perfección y consigue que los espectadores tengamos la misma necesidad de saber de la incursión familiar de Claude que sus protagonistas, el profesor Germain y su mujer. La historia se articula en tres espacios diferenciados; la casa de los Rapha, donde ocurren los hechos, el origen del relato; el instituto, el enlace entre Claude y Germain, donde el primero le entrega el relato por entregas al segundo; la casa de Germain, donde el relato se comparte con Jeanne, la esposa de Germain, se analiza y se elucubra sobre la posible deriva de los acontecimientos o cómo la realidad debería ser. Es curioso que a través de la novelada estancia de Claude en el hogar de los Rapha, a Jeanne los personajes se le muestran como pura ficción. Incluso comienza a interesarle la figura de Claude. El tratamiento cómico es muy delicado durante todo el film aunque en el último tercio se dramatiza considerablemente. Los actores están tremendos; Fabrice Luchini borda a un profesor de literatura con ramalazos de Woody Allen, Emmanuelle Seigner brilla como la atractiva mujer de clase media, Kristin Scott Thomas es una inteligente galerista de arte contemporáneo. Comedia al límite y misterio incesante alrededor de una historia turbia que Ozon sabe estructurar de manera sobresaliente.

LA COMILONA

rec3-genesis1

[REC] 3 Génesis. 2012. España. Dir: Paco Plaza.

Parece imposible lograr que una franquicia de zombis sea mínimamente interesante en su tercera entrega. Paco Plaza da una vuelta de tuerca más en [Rec] 3, mostrando un surrealista origen de la historia; el banquete de bodas en los que serán los muertos vivientes –perdón, infectados-  los que llenen el buche. Un punto de partida tragicómico, impregnado del mejor humor mortuorio ibérico que se vulgariza a medida que fluye por derroteros gore-persecutorios más transitados. El arranque me pareció francamente bueno; se nota que Plaza ha estado en muchas bodas y recrea un enlace tan hortera y tan real que hiere. Visto desde fuera, repele. ¿De verdad somos así? Solo le ha faltado aderezarlo con un poco de droga; no hubiera afectado al desarrollo de la historia y la comilona nupcial hubiese sido más cercana si cabe, con esos platos intactos en la mesa de los amigos de los novios y los incesantes viajes al cuarto de baño. Me ha parecido acertado el cambio de registro, la apuesta por el humor la alivia de una tensión en primera persona auténtica protagonista de sus antecesoras; aunque no es menos cierto que la mezcla de video doméstico y semi-profesional que Plaza utiliza para retratar a la fauna que asiste al evento y delimitar unos protagonistas arquetipo, es lo mejor de la película. Una vez desconectadas las cámaras amateur, comienza el cine, el narrador desde fuera y se torna más tópico –aunque quizás necesario después de dos entregas subjetivas-. Mención aparte merece la creación de un gag memorable; el caballero y el escudero, Don Quijote y Sancho Panza en busca de Dulcinea, San Jorge contra el dragón,  un detalle humorístico notable, que provoca que la cinta discurra por los valles de Sam Raimi y su Army of Darkness (1992). El gore gamberro y macarra también tiene su hueco y al final de la película actúa como su pilar maestro; sin ello, la irregular segunda mitad de la película nos hubiera aburrido –no obstante, lo hace un poco- del todo. Algo que apena tras una primera mitad mucho más inspirada.