TÁBLETS Y HAMBURGUESAS

Landungsbrücken,_HamburgPuerto de Hamburgo

Nos dicen que nos sentemos, que el chico de la táblet vendrá enseguida. «Yo no puedo tomaros nota, lo siento, estoy aquí para distribuir. Sólo el chico de la táblet lo hace». Al principio, ni te enteras, no lo piensas demasiado, estás hambriento, solamente deseas apalancarte la hamburguesa lo antes posible y que te deje de mirar mal la cuadrilla de ocho amigos que, varada en el umbral, espera que les den paso después de un cuarto de hora; entonces, la falacia el hambre agudiza el ingenio se materializa y te das cuenta: ¿por qué hay media docena de camareros si sólo uno posee la capacidad de comunicarse con la cocina? ¿No sería más lógico que todos pudiesen hacerlo? ¿Por qué los responsables del restaurante convertían a los camareros en acomodadores? ¿Alguna subvención por promover oficios extintos? El caso es que dependemos del chico de la táblet, el ser poderoso del lugar, el que reparte, el racionador. Imagínenselo durante una posguerra carente de alimentos… Ahí está, paseando ufano su poder de mesa en mesa, zigzagueando entre señoras con collares de perlas que nunca antes habían ido a una hamburguesería y adolescentes pijos que se hallan por primera vez en una hamburguesería digna. El chico de la táblet bromea con el funcionamiento de su decisivo aparato y entre un «Es que todavía no me entero de nada» y un «Uy, me he equivocado y casi os pido la Doble Caimán Cheese Burguer», pues claro, la cosa se retrasa. Decidimos no jugar a Orígenes —el juego en el que debes inventarte la vida de todo aquel que ves— porque las mesas están muy juntas y pueden oírnos el terrorista checheno y su rehén que se aburren a nuestra izquierda. Optamos por observar el local. Superbonito. Nórdico a tope, indeterminado entre tienda de muebles y discoteca moderna. Y sin rastro de grasa, ese producto aliado del terror rojo. Además, las cosas llevan nombres artísticos: ensalada impresionista, hamburguesa Cezanne, Murakami o Munch. Ella me dice que, o nos largamos, o se va al baño, se viste de Rambo y no responde; la tranquilizo ofreciéndole la carta y en un rápido vistazo me percato del horror. ¿Nos merecemos tanto sufrimiento? Lo vuelvo a leer. Carrot cake con crema de queso. Observar cómo los eunucos mentales nos la clavan, sin condón, hasta el fondo y sin preguntar, me incendia. El puñetero bilingüismo, que en realidad es estupidez pura y dura. O peor, craciofilia lingüistica si se me permite el palabro. Es esclarecedor cómo la peña se merienda el brownie o la carrot cake sin rechistar pero les molesta el bazar Chen, de cuyo letrero cuelgan garabatos malignos, o la peluquería Hassan, porque, ¿quién nos garantiza que, debajo, en moro, no pone me cago hasta en la puñetera madre de vuestra civilización occidental, perros infieles de mierda? El tema es que si es inglés no pasa nada, es normal que se use en rótulos de todo tipo de negocios porque mola, es moderno que te cagas y automáticamente transmite un estilo, unas formas, un saber estar que no pueden compararse con los desplegados por los chamizos no anglófilos. Me gustaría ver Fulanita’s underwear sin escaparate repleto de bragas, y hacer una encuesta con la pregunta ¿Qué piensa usted que se vende aquí? Es que salivo pensando en los resultados. O también, ¿qué es una cupcake? Cuánto porno en las respuestas… Ya estamos a punto de marcharnos porque el chico de la táblet se ha olvidado de nosotros. Ella siempre ha sido un poco germanófila en sus maneras y lo de carrot cake le ha sentado peor que el bombardeo de Dresde. Ya con el abrigo en la mano, resuena la voz detrás de mí.

Al final nos comemos a Van Gogh y a Dalí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s