UNIR LA LÍNEA DE PUNTOS

2850176

(2) Sin resultados, ni enfrente ni a los lados.

Neoformación dicen los doctores. Yo busco en Internet aunque sé que el resultado es fatal. «Aparición de un organismo de carácter tumoral, benigno o maligno. Ver también neoplasia». Vaya. La verdad es que tener una neoformación en la nariz es mucho más cinematográfico y elegante que un simple, popular y aciago tumor. Suena a ciencia ficción que mata; es la nueva carne. ¿Estoy en una antigua película de Cronenberg? De momento viajo en el diez, mirando por la ventanilla, pensando que el autobús atraviesa un trozo de circunvalación a gran velocidad, sin paradas, como en los sitios grandes; la ciudad ha crecido y ni me he enterado. Antes, los buses no salían del casco urbano en ningún momento, circulaban como el Tren Chispita, deteniéndose cada dos minutos. Daba igual porque aquí está todo a mano y es supercómodo vivir.

«Hay que esperar a los resultados de la biopsia pero, en principio, no parece que sea malo. Este tipo de cosas son comunes y mucha gente las tiene. A veces ni se interviene». Que sea algo extendido no tranquiliza demasiado; en ciertos lugares son habituales las hambrunas. Lo normal, a veces, es morirse. Pero hay que ser positivos, optimistas; pensemos que si hubieran visto algo indeseable, no nos hubiesen dicho nada acerca de las posibles buenas intenciones de la neoformación. ¿Qué necesidad tendrían de jugársela? ¿Y si después resultaba que la caprichosa neoplasia estaba en pie de guerra? ¿No hubiera sido un gran error?

Lo peor de las cosas es que hay que esperarlas. Espera de juicio, esperan un hijo, lista de espera, esperan los resultados de la prueba, esperan el dinero que no llega, esperan que vuelva. Lo mejor es no pensar en ello. Le veo bien, no obstante. Igual que antes. No le pregunto qué tal está porque en realidad no le duele nada y si le pregunto acerca de lo que piensa, supongo que no sacaría más de un «Nada, qué voy a pensar…» o alguna obviedad del tipo «a ver que nos dicen». No espero tratados existenciales ni falta que hacen. Los días se suceden como peldaños hacia el cadalso y mientras ascendemos fingimos que todo es normal.

«No hemos podido analizar la biopsia». No estoy presente en la consulta; me lo cuentan mi madre y mi hermana. «Ahora no hay patólogos suficientes y no damos abasto con todas las biopsias que tenemos pendientes. Lo sentimos de verdad, pero van a tener que esperar un poco más los resultados». ¿Más? Me acuerdo del no parece que sea malo el día de la prueba mientras –también– espero a que venga el diez. Cruzo el cachito de circunvalación a toda velocidad. Hay un señor que se parece a Woody Allen y me parece una coincidencia mágica. ¿No era él quien decía que las palabras más bonitas de nuestro idioma no son «te quiero» sino «es benigno»?

 

P.D: Hace unos pocos días,  escuchamos las palabras mágicas “es benigno” vía teléfono móvil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s