DOMINGO EN CIUDAD FRONTERA (II)

gas

[…] Ciudad Frontera se convirtió en megalópolis a mediados del siglo pasado, cuando las reservas planetarias de hidrocarburos parecían agotarse. En 2049 la empresa Nordpetrol comienza a explotar Texso I, un yacimiento descubierto cuatro décadas antes en un pueblecito fronterizo. Los avances tecnológicos permitían acceder al codiciado combustible fósil situado a gran profundidad. La sorpresa fue mayúscula al comprobar que no se trataba de un yacimiento corriente; Texso I era la mayor bolsa petrolífera del mundo y auguraba un áureo porvenir, no sólo a Ciudad Frontera, sino a toda la humanidad. Un año después, Fronteria solicita su entrada en la OPEP, petición que denegó la junta de gobernadores de la organización y que desencadenaría una serie de tensiones internacionales sin precedentes. Los gobiernos de Estados Unidos, Rusia, Venezuela y Arabia Saudí se reúnen en un complejo hotelero de la costa mediterránea con el fin de hacer frente a una nueva situación política y económica. El llamado Pacto de Benidorm decidió invadir Fronteria, que para entonces ya había proclamado su independencia del gobierno de Madrid. La nueva bandera (Nota: variación cromática en la primera franja horizontal. Se sustituye el rojo relativo a la tradicional cultura vitivinícola de la región, ya obsoleta, por el negro Texso, ausencia de luz muy de moda en la vestimenta de los habitantes de Ciudad Frontera) ondeaba en todos los balcones de los hogares fronterizos. […]

[…] Llego a la aduana y rebaso sin problemas el primer acceso vigilado todavía por la Guardia Civil. Mientras espero a que los Fronteria Migration Rangers (Nota: temido cuerpo de policía encargado de controlar la entrada de posibles inmigrantes ilegales. Son fácilmente reconocibles por la característica boina negra con borla en forma de torreta de extracción) den el visto bueno a mi entrada en la ciudad-estado, observo una placa conmemorativa que muestra el desprendido afecto del pueblo fronterizo:

ANTIGUO CAUCE DEL RÍO
¡NO TE OLVIDAMOS!
CIUDAD FRONTERA, 11 DE JUNIO DE 2021
500º ANIVERSARIO DE LAS FIESTAS PATRONALES

Se acerca un ranger y me pide el pasaporte. Me pregunta si voy a Santiago y le respondo que no, que soy profesor de antropología y que estoy escribiendo un artículo para una revista de mí país. Entonces el policía se disculpa al descubrir mi nacionalidad (Nota: Noruega es el único aliado de Fronteria, gracias a Dios). Me dice que no conoce los países, que cambian mucho. Levanta la barrera, no sin antes advertirme de tener precaución al circular, que hoy es domingo y juegan los negros (Nota: Fútbol Club Fronteria, el equipo más laureado de la historia. A los jugadores les llaman así merced a su equipación negro Texso). Por fin, ya estoy en Ciudad Frontera. Decido dejar mi vehículo en el aparcamiento más grande del mundo, diseñado por el arquitecto Frank Zippri, cuya cúpula de cristal y titanio puede contemplarse desde cientos de metros a la redonda. Además, el transporte público en Ciudad Frontera ha mejorado notablemente, aunque no deja de ser peligroso dependiendo de la zona de la ciudad en la que nos encontremos. Me monto en el monorraíl y decido hacer una visita a la parte vieja de la ciudad antes de ir al hotel. […]

[…] Casi no recordaba la magnificencia y el esplendor del centro comercial Nuestra Señora del Carmen, recientemente restaurado. En mi último viaje, tanto el museo como el interior del centro estaban cerrados. Todo el mundo debería visitar el Museo del Carmen al menos una vez en la vida pues alberga piezas arqueológicas de gran importancia. Las joyas de la corona son: el antiguo cine Sesión, capaz de reproducir filmes 3-D de principios del siglo XXI, todavía muy pedestres. Musical Pedro, tienda de discos de finales del XX que constituye una fuente inagotable de investigación gracias a su completo catálogo de productos. No hay que olvidar que la juventud disfruta de lo lindo escuchando las producciones musicales de la época; piezas complejísimas que a nuestros ojos, bien es cierto, pueden parecernos auténticas payasadas. Completan la colección una réplica a tamaño natural de la primera tienda de teléfonos móviles de la ciudad (finales del XX) y una vasta selección de frisos publicitarios de épocas variadas. […]

[…] Ya en el hotel, me quito los zapatos y me tumbo en la cama. Enciendo la televisión. En la primera cadena de televisión de Fronteria dan una película bélica, Los defensores, ambientada en la Guerra Negra (2050-2053). Narra la historia –ficticia seguramente- de un regimiento del ejército fronterizo que, aislado en un búnker, hace frente a un batallón del Pacto de Benidorm. En el televisor, los disparos cesan y la cortinilla del Avance Informativo cruza la pantalla. El rostro grave de la presentadora no presagia nada bueno.

“… esta mañana, el Parlamento noruego ha ratificado su adhesión a la Alianza. El último aliado de Fronteria ha traicionado a su amigo y compañero de viaje, ha declarado el primer ministro José Luis Pérez. Se rompen, así, medio siglo de buenas relaciones entre ambos países. “

No me lo puedo creer. Acto seguido suena el teléfono de la habitación. Es el embajador noruego en Ciudad Frontera. Me insta a salir pronto de la ciudad. Le pregunto cómo y no sabe qué contestarme. Al final, tras un largo silencio al otro lado del auricular, el embajador me recomienda que me disfrace de peregrino, tire mi pasaporte al váter y confíe en que la policía fronteriza se encuentre desbordada por el importante partido de fútbol. Me cuelga porque se va. Bajo a recepción y pregunto qué dirección hay que tomar para ir a Santiago. El recepcionista contesta que todo recto, pero que no me haga ilusiones porque me van a pillar. Me dice que vaya a una iglesia, a ver si me pueden esconder por ahí. Le hago saber que soy luterano y me comunica que eso es indiferente, que el padre Anselmo tiene un gran corazón y a buen seguro que no le importa esconder a una rata hereje enemiga de Fronteria. […]

 

Imagen: Gas. Edward Hopper, 1940.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s