BACK TO THE FUTURE. Part II (Robert Zemeckis, 1989)

bttf2

Back to the Future. Part II. 1989. Estados Unidos. Dir: Robert Zemeckis.

Doc y Marty despegan en su Delorean volador, debidamente adaptado, hacia el futuro 2015, un tiempo venidero de estética obsoleta. Me invadía cierta curiosidad por observar lo que vamos a encontrarnos a la vuelta de la esquina, cómo serán las futuras Hill Valley o Lardero. La fecha iluminada en el salpicadero del coche temporal marca 2015, y sin embargo –obviando los vehículos voladores-, a los ojos del espectador de 2013, el futuro de Zemeckis nos parece el pasado, una versión revolucionada y saturada de 1989. No logro diferenciar las vestimentas de los ciudadanos de 2015 de las que utilizaban Technotronic en el mismo año en que se produce la película, es decir, cuatro años después de la fecha en la que se desarrolla la ficción. Back to the Future II está emparentada con los cuadros de temática cristiana del Renacimiento; están pintados en el siglo XV y XVI e ilustran pasajes ocurridos mil quinientos años antes. Cuando era pequeñito no entendía bien qué era lo que no funcionaba en esos cuadros, había algo de ilógico y antinatural en ellos. Los personajes representados, -los reyes magos, la virgen, un ángel- visten como en el siglo XV o XVI; los edificios se pintaban obedeciendo a las nuevas ideas arquitectónicas y corrientes humanistas del siglo XV o XVI. Es decir, son cuadros que representan épocas pretéritas, elaborados desde la perspectiva de un pintor renacentista. Sobra comentar la confusión que esto puede causar cuando eres más joven y sabes que necesariamente una persona que vivió en el año cero y otra de 1530 no pueden vestir de la misma manera; más cuando abres el álbum familiar, observas fotografías antiguas de tus ancestros y ves a tu bisabuelo con pinta de Curro Jiménez, recién salido de Los desastres de la guerra. No ha pasado tanto tiempo –si la comparamos con la distancia entre Renacimiento y albores del cristianismo- y las diferencias saltan a la vista.

Comienzan las nuevas aventuras donde las dejamos en la primera parte, pueden verse ambas películas seguidas sin ningún problema. La diversión y el humor decaen un poco en favor de un laberíntico guión que toma como base los sucesos de la primera parte. Crea una historia perfecta introduciendo un pasado alternativo, así que Doc y Marty tendrá que volver a 1955. Se crea, por tanto, un triple escenario temporal 1955-1985-2015. También presenta un nuevo espacio-tiempo, 1885, donde se tendrán lugar las últimas aventuras. Esta segunda parte sigue siendo una película entretenida, repleta de auto-homenajes y guiños tanto a su predecesora como a otras películas del pasado. Es una muy digna sucesora, aunque se encuentra un peldaño por debajo de Back to the Future, una película mucho más redonda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s