POR UN MUNDO SIN ESPAÑOLES

discoteca

La noche del pasado viernes se me aclaró el pensamiento. No suelo ver demasiada televisión más allá de los informativos y alguna que otra película, pero aquel día pasé un rato en el sofá, a la deriva por la TDT, y recalé en uno de esos famosos programas filmados cámara en mano; Españoles sin España, España sin Españoles, Españoles callejeros en el mundo o Por un mundo sin españoles. La cosa iba de Ibiza. Los reporteros entrevistaban tanto a los trabajadores de las discotecas de moda -seguridad, camareros, gogós, servicio de limpieza- como a sus responsables, y del discurso alegre y optimista de todos ellos podía extraerse la siguiente conclusión: aquí todo funciona de maravilla, la isla lleva décadas especializándose en la organización de fiestas caligulianas, superpobladas, que generan unos beneficios espectaculares, festejos que se han convertido en la meca laboral de muchos compatriotas peninsulares. Esto último no es nuevo, ocurre desde que el mundo es mundo, o desde que Ibiza es Ibiza. Sin embargo, eran tales los aspectos positivos de todo el tinglado  –sueldos muy por encima de los mil euros, propinas desorbitadas, un trabajo no repetitivo en el que puedes conocer mucha gente-, que la bombilla se me encendió. De repente entendí lo que toda aquella gente estaba intentando decirnos. La única solución a todo el desaguisado de la crisis es la ibización del resto de la piel de toro, olvídense de la Marca (blanca) España y sus derivados –desempleo, represión, surrealismo-, lo que de verdad funciona es la Marca Ibiza. Algunos me dirán –con toda la razón- que no he descubierto la rueda, pues algunos de nuestros dirigentes más avispados ya se han dado cuenta hacia dónde debe encaminarse el país; con su sabiduría y altruismo proverbiales, han decido convertir una ciudad del cinturón urbano de Madrid en algo de provecho, en un generador de ludopatía y enfermedades hepáticas muy interesante, sobre todo para los bolsillos del gángster Adelson. Estamos equivocados, señores. Con un país repleto de polígonos sin fábricas, sin industria propia, sin petróleo, sin nada más que sol y –cada vez menos- simpatía, yo lo estoy viendo clarísimo. Cristalino. Las mujeres españolas son guapas y los muchachos hacen bien de lacayos si les das el dinero suficiente para comprarse un Bemeuve; incluso lo hacen igual de bien si les ofreces una Vespino o les robas la bicicleta. Un pueblo acostumbrado a servir y a ser pobre, con lo peor que tiene ser pobre, ya me entienden. El primer paso para subvertir la actual situación es hablar de manera clara, sin pelos en la lengua ni eufemismos electoralistas. Hay que estatalizar el negocio de la fiesta, que el estado expropie las discotecas ibicencas y que distribuya réplicas exactas por todo el territorio, haciendo hincapié en las zonas montañosas o rurales deprimidas. Más. Que las prostitutas y camellos pasen a ser funcionarios, con su titulación requerida –Técnico Superior en Entretenimiento Adulto, Administrador de Ocio y Vicio Libre– pudiendo acceder a sus puestos sólo mediante oposición. El mismo cuento se aplica a los camareros, que pasarían a ser Técnicos Hosteleros de Nivel I. Como ven, esto implicaría la legalización de los dos negocios al margen de la ley que, de manera directa e indirecta, más vidas cercenan y mayores sufrimientos causan a las personas. Convirtamos esto en lo que ya es, el bingo de Europa, pero hagámoslo bien. Pensando en las tajadas que podemos sacar. Además, la vida laboral es mucho más corta, este sería el país de la eterna juventud. Nadie quiere camareros viejos cheposos ni bailarinas con arrugas. Cuando renqueen y se les hayan caído las tetas y el culo, a otra cosa mariposa. Expulsados. Un país sin dramas que asuma su lugar arrastrado. Pero sonriente. Un lugar feliz por siempre jamás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s