LA VALIENTE RAREZA NOIR

silencioenlanieve

Silencio en la nieve. 2011. España. Dir: Gerardo Herrero.

Qué rabia da cuando algo falla y no sabes muy bien por qué; cuando intentas detectar los lastres que han impedido un grácil despegue favoreciendo una salida a trompicones o una impotente y vergonzante parálisis. Posees todos los factores para triunfar pero algo no ha salido bien, tu equipo juega bien y pierde. Salí del cine pensando todo esto ayer por la noche después de ver Silencio en la nieve, la nueva película de Gerardo Herrero, una historia negra que se desarrolla en el seno de la División Azul, aquél mínimo capote que Franco echó a Hitler en su afán por invadir Rusia. La película es una adaptación de la estupenda novela El tiempo de los emperadores extraños de Ignacio del Valle y cuenta con una producción potente y vistosa, han reconstruido un creíble frente del este para la ocasión. Tal  aspecto, a priori, puede parecer el más complejo de trasladar a la pantalla de entre los que colman la obra de Del Valle, pero a medida que avanza el film nos damos cuenta de lo contrario; el ambiente minuciosamente elaborado supone la gran baza de la película y sin embargo, el misterio que impregna las casi cuatrocientas páginas de la novela no está tan bien logrado o no está. Además de no conseguir el suspense requerido, tampoco ayuda demasiado la planicie interpretativa por la que nos conduce Herrero; a menudo los personajes no resultan demasiado creíbles, no nos convencen de que están viviendo un calvario a cuarenta grados bajo cero. Tampoco da la sensación de estar aprovechada al máximo toda la ambientación desplegada; hay instantes demasiado “preparados” en la puesta en escena, un abandonado busto de Stalin por aquí, la estatua matemáticamente derruida de Lenin por allá… Da la impresión de estar demasiado medidas las cosas para tratarse de una situación de guerra indiscriminada. Solamente la secuencia de la violeta adquiere el dramatismo adecuado. La película, no obstante, posee cierto encanto; se sostiene mediante un extraño sortilegio que la hace única, una rareza noir valiente y fuera de tiesto. Una desafiante insolencia de género que no ha salido todo lo bien que debiera; una película reivindicable desde su diferencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s