STAR WARS. Episode VI: The Return of the Jedi (Richard Marquand, 1983)

The-return-of-the-jedi

Star Wars. Episode VI: The Return of the Jedi. 1983. Estados Unidos. Dir: Richard Marquand.

 El Retorno del Jedi era el capítulo que menos me gustaba en mis tiempos mozos, por dos razones fundamentales: 1) Los Ewoks y 2) La segunda Estrella de la Muerte. La primera de ellas, la irrupción de los Ewoks en la historia me empalagaba demasiado; parecían un pueblo de mimosines, el muñeco del detergente, eran sospechosamente similares a los Osos Amorosos pero en versión camping y su planeta natal –una de las lunas de Endor- no me atraía lo suficiente. Sé que es algo personal, discúlpenme, pero los Ewoks vivían en un bosque, algo sencillo de ver para un niño de diez, once o doce años. Prefería el páramo helado del planeta Hoth o la abrasadora nada de Tatooine. El segundo aspecto que me molestaba era la reaparición de una vieja conocida, la Estrella de la Muerte. Ya sabemos, desde el Episodio IV, que es el arma definitiva y todo eso, que supone la cúspide militar del Imperio, que fue concebida para doblegar a la galaxia mediante su poder destructivo al igual que nuestra terrestre bomba atómica, que es el último argumento de cualquier negociación política. Sin embargo, volver a sacarla en este Episodio VI dejaba patente una falta de imaginación terrible. No sé, podían haberse inventado cualquier otra cosa, creo que tenían la imaginación suficiente para ello. Esta era, resumida, mi opinión tradicional acerca del último capítulo.

Ahora, en mi revisión de los mundos de Lucas, los Ewoks no me han parecido tan infantiles y he encontrado el atractivo a su planeta natal, con sus cabañas arbóreas y su primitivismo. Me ha encantado el hecho de que C3PO sea considerado un dios Ewok y la secuencia en la que Luke, mediante la Fuerza, provoca que el androide dorado levite; uno de los momentos más poderosos de la película con permiso de Darth Vader  arrojando al vacío al Emperador. El Retorno del Jedi es entretenidísima desde el inicio, mantiene el nivel de la saga, aunque –desde mi punto de vista- se encuentra un peldaño por debajo de sus parientes clásicos (Episodios IV y V). Pues bien. Ha llegado el momento del veredicto. Después de más de una década maldiciendo la nueva trilogía, me he reconciliado con Lucas; sólo La amenza fantasma es floja. El resto es pura diversión. Clásicas y nuevas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s