VIEJOS BUENOS TIEMPOS

capitan-america-el-primer-vengador-original

Captain America: The First Avenger. 2011. Estados Unidos. Dir: Joe Johnston.

‘América es lo que miramos desde donde quiera que estemos’. Conrad Hilton resume con esta sentencia la mitad del siglo XX en la estupenda serie Mad Men; una aseveración en la cúspide de la Guerra Fría, con Kennedy recién muerto, la sirena nuclear sonando y Johnny, Charlie o Dimitri a punto de apretar el botón que pone “fin”. Estados Unidos, el guardián del Mundo Libre, el faro de Occidente, el mayor generador de cultura que ha existido. Asolado por el enemigo amorfo de Al Qaeda posiblemente sienta nostalgia de aquél mundo bicolor que era como una partida de damas; ahora no conoce a un contrincante que se pasa las reglas por el arco del triunfo. Eran los buenos tiempos, los tiempos del Capitán América luchando primero contra los nazis y luego contra el Soviet Supremo y El Protectorado del Pueblo. El superhéroe americano es la historia de la vida de Estados Unidos, un vehículo propagandístico, la persecución de un anhelo fundacional desde los tiempos de las colonias. Un chaval de Brooklyn que anhela alistarse en el ejército pero es demasiado débil, un enclenque que llega a falsificar su identidad para intentarlo numerosas veces en ciudades distintas. Una mente perfecta para las fuerzas armadas en el cuerpo equivocado. Lo convierten en espectáculo de variedades repleto de gachís forradas con las barras y estrellas pero al chaval de Brooklyn no le gusta, él quiere ir a pelear, sentirse soldado y que el resto de la tropa deje de tirar tomates al finalizar cada función. Entonces acepta un experimento para convertirse en superhombre, en el one man army que destruya al nazismo. Una encarnación de los auténticos valores; valentía, abnegación, justicia, amor y venganza. Un amor puro por la mujer que antes no se había fijado en él  y ahora que se ha convertido en una escultura de testosterona le sigue a todas partes. El amor verdadero corrompido por compatriotas que le hacen proposiciones deshonestas para agradecer su valor en combate y que nuestro héroe, confundido, acepta. Se da cuenta de que la ha cagado bien de veras e intenta emborracharse, pero hay una modificación genética que se lo impide. Nuestro héroe no puede alcanzar el estado de embriaguez para desahogarse y lamentar el amor perdido por su culpa.  Conrad Hilton termina de contarle su destino vital a Don Draper. ‘Mi misión es llevar América al mundo. Tanto si quieren como si no.’

El Capitán América: el primer vengador también es una entretenida película de aventuras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s