CARNAVAL

j-edgar

J. Edgar. 2011. Estados Unidos. Dir: Clint Eastwood.

Acudí al cine con ganas de resarcirme de Hereafter, de concederle al viejo Clint una nueva oportunidad y  reconciliarnos, porque menuda carrera lleva entre la ya mencionada y la irregular The changelling – a Invictus le otorgo el beneficio de la duda porque todavía no la he visto-. Con la salvedad de Gran Torino -que tampoco es una película genial pero sí entretenida-, el director americano parece haberse convertido en una especie de máquina de hacer películas banales, sin demasiado fundamento, sin filtro y con una brutal oscilación de calidades. Quizás siempre haya sido un poco de esta manera, no lo sé. El caso es que, como iba diciendo, vi J. Edgar, la última película del encumbrado Eastwood y me ha dejado una impresión nefasta. Me ha parecido simple y ñoña, sin ritmo, convencional y –lo peor de todo- aburridísima. Tampoco conocía mucho la figura de Edgar Hoover más allá de las habituales referencias de hombre más poderoso de América y  paranoico defensor de los valores americanos frente a los rojos pervertidos y pervertidores, esos seres peligrosos que viven ocultos entre nosotros. No entiendo el porqué de hacer una especie de homenaje a un ser tan abyecto, pero en fin; pasémoslo por alto. El siguiente aspecto que me molesta de J. Edgar –aunque está de moda en muchas películas desde hace tiempo- es la utilización del mismo actor para hacer del personaje en sus tiempos mozos y en su decrépita senectud. Dicha práctica conlleva necesariamente maquillajes a menudo insultantes, como es el caso que nos ocupa, en el que DiCaprio languidece bajo toneladas de inexpresivo látex. La palma de la cutrez se la lleva el personaje interpretado por Armie Hammer, cuyo anciano rostro provoca sensaciones difíciles de explicar con palabras, entre la repugnancia y la ridiculez total. Naomi Watts no va a la zaga y la visión conjunta de los tres en el mismo plano me ha provocado ya numerosas pesadillas. ¿Quién será el responsable de semejante adefesio? Supongo que a estas alturas y tratándose de una producción que cuesta millones de dólares, ya lo habrán defenestrado. Lo inquietante no es que el maquillaje sea espeluznante –que lo es, teniendo en cuenta que no estamos ante una película de serie B o Z- sino que nadie del ingente equipo que da vida a una película se haya percatado del horror que se iba a causar a los espectadores. ¿No ven las películas antes de estrenarlas? En fin. Sin embargo seguro que hay gente a la que le agradarán dichos maquillajes agresivos; creo que Charlize Theron ganó el Óscar por su papel de prostituta homicida en Monster (Patty Jenkins, 2003). No dudo de la altura de su interpretación, pues no sólo se hizo con el Oscar sino que la avalan multitud de galardones más, pero da la sensación de que también se ha premiado la labor del maquillador. Como Charlize Theron es una mujer hermosa, cuya belleza contemplamos habitualmente en la pantalla, hagamos lo contrario, parecen haber pensado, arruinémosla. ¿Por qué demonios no contrataron una actriz cuya belleza no fuera tan deslumbrante? Hay algo malicioso en el fondo de todo esto. ¿Hubiera ganado Theron el Oscar sin esa fealdad artificial? Parece imposible a juzgar por su trayectoria hasta entonces; no había cosechado mención positiva alguna por su trabajo, en materia de premios sólo estuvo nominada a un Razzie por su papel en Sweet November (Pat O’Connor, 2001). Entendemos entonces que Theron tuvo que afearse para poder convencer, para que fuera tomada en serio y quizás lanzar el siguiente mensaje; “Ya sé que no ganaré jamás por mi cara bonita así que estoy dispuesta a devastarme físicamente para lograrlo. Sé que siendo guapa no tendré jamás esa oportunidad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s