AVENTURAS Y DESVENTURAS DE UN REPORTERO

tintín

The Adventures of Tintin: Secret of  the Unicorn. 2011. Estados Unidos. Dir: Steven Spielberg.

Desde que hace ya unos años se conociera la existencia del proyecto tintiniano hollywoodiense, la curiosidad me carcomía; Tintín en manos del tiburón Spielberg y del más reciente creador de epopeyas cinematográficas Peter Jackson podía convertirse en un espectáculo total a la vez a la vez que socavar la leyenda de unos personajes memorables que son -para cualquier amante del cómic- su familia. Nadie permitiría que se hablara mal de los suyos, de aquéllos compañeros con los que iniciaste un viaje en viñetas cuando eras un mocete, y mucho menos que se emborronara su recuerdo. Para muestra un botón, ahí están las películas de animación que regalaban con La Rioja cuando éramos pequeños; los acontecimientos se sucedían apresuradamente, carecían del espíritu del tebeo –aunque no se por qué exactamente- y la voz del reportero era demasiado repipi. El reportero de La Petit Vingtième ha tenido un 2011 bastante ajetreado, y no sólo por su nueva flamante adaptación cinematográfica; hace bien poquito casi da con sus ficticios huesos en la cárcel, pese a tratarse de una ardua tarea la de enchiquerar a alguien que no existe. La única solución que se me ocurre y que propongo a las autoridades de todo el globo es la creación de un talego imaginario, así los peligrosos delincuentes de papel, tinta, óleo, celuloide o píxel no perturben nuestras apacibles y bienpensantes vidas con sus humilladoras aventuras. Yo aún diría más, parafraseando a los gemelos Hernández y Fernández (dos polis de ficción), Tintín debería pasarse toda la existencia a la sombra, sin la compañía de Milú que languidecerá preso en la Perrera Imaginaria con la peligrosa compañía del sabueso de los Baskerville y de Cujo, el perro asesino. Qué demonios, la pena capital para Tintín. Que lo ejecute Pepe Isbert a garrote vil.

Pero resulta que la voz del nuevo reportero no es engolada, y que Las aventuras de Tintín: el secreto del Unicornio es una película de aventuras genial, de sabor añejo y entretenidísima. Los guionistas han hilado perfectamente la trama de los tres álbumes en los que se basa el film, aunque he echado de menos al profesor Tornasol y su submarino-tiburón. Una gran película a la altura del héroe belga, un personaje –por otra parte- poco conocido en Estados Unidos. Leí una entrevista a Spielberg hace un par de semanas en las que –sorprendentemente- afirmaba no haber leído las aventuras de Tintín hasta que tuvo cuarenta años. Seguramente ese desconocimiento se produce por el eclipse que provoca la propia industria de cómic norteamericana. Y es que el Capitán América hace mucha sombra.

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: POTRO CURSI | INCITATUS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s